Escritos

LOS CORTOMETRAJES DEL AÑO: UN PANORAMA

Los cortos del año: un panorama

Se acababa el 2018 y de repente sentíamos que había sido un gran año: muchas películas nos inspiraron para pensar en mil cosas, unas nos retaron, otras nos acercaron a descubrimientos inauditos. Como era usual en los fines de cualquier cosa, la gente hacía balances, miraba para atrás y buscaba aquello que los emocionó. Las tradicionales listas estaban por todos los lados. Sin embargo, estaba la brecha: ¿quién está hablando de los grandes cortometrajes que se vieron en el año? Es bien sabido que los largometrajes gozan de cierto prestigio entre los circuitos del cine y que los cortometrajes, por su versatilidad y propensión para ser cualquier cosa, necesitan de una protección mayor. Si en Colombia tenemos que empujar para que lleguen ciertos largometrajes (los que nos interesan, generalmente) imagínense lo que pasa con los cortometrajes…

Ahí se aclaró la mente: ¡hay que hacer algo! Pensamos en preguntarles a diferentes personas (realizadores, académicos, críticos, programadores, apasionados, todos los que se pueda) cuál ha sido su cortometraje más significativo de este año. Nos abstenemos de “el mejor” porque por ratos parece que eso no tiene mucho sentido o es un despropósito completo, pero sí había que indagar sobre aquel que fue significativo, sin importar por qué, que fuera del propio país, latinoamericano o de cualquier otra nacionalidad.  Fervorosamente sentíamos que esta idea, estas ganas de recopilar, de buscar y de hacer una especie de mapa por los descubrimientos del año, nacía en lo que provocaron, entre conversaciones, con amigos, con conocidos, en discusiones, o muy dentro de uno, cortometrajes como Estamos todos aquí, Vando Vulgo Vedita, La bestia o Fauve…

Sentíamos, además, que el cortometraje representa un formato muy, muy importante (o uno donde cualquier cosa es posible, que tiene todas las formas y ninguna al mismo tiempo, que tiene una capacidad para llegar a lugares especiales y que, también, es lo que podemos hacer más fácil, sin pedirle a nadie permiso o demasiadas cosas (plata, pitch…). Para el corto bastan las ganas) y que debido a las pocas oportunidades de circulación que este tiene se terminan perdiendo de vista muchas obras que podrían producir o estimular o abrir una puerta a algo en nosotros. Hicimos esto como una excusa para intercambiar ideas…

En la pasada edición del EUREKA Festival Universitario de Cine, Leonardo Mouramateus, director brasileño invitado, afirmaba que los formatos más interesantes de la cinematografía de su país eran los documentales y los cortometrajes. Quizá lo mismo pueda decirse del cine colombiano. Por los esquemas de producción alternativos que se pueden implementar, por el hoy múltiple acceso con que cuentan los jóvenes estudiantes de cine a medios de producción, o cualquiera que tenga un teléfono celular, pensamos que los cortometrajes son el lugar donde el abanico de estéticas e historias ofrece una mayor diversidad.  Estos no son los títulos que el próximo fin de semana alguna figura de Hollywood leerá al nombrar los nominados a los Oscar por Mejor Corto de Ficción, Documental o Animación. Sin embargo, son los títulos sobre los que un conjunto de generosos realizadores y realizadoras, programadores y distribuidores han querido llamar la atención, para demostrar una vez más que las historias cortas también pueden ofrecernos un reflejo de nosotros mismos y nuestra sociedad. Ojalá en el transcurso del año estos y otros cortometrajes logren circular o sigan teniendo exposición en diferentes escenarios de Colombia y la región.

Aquí la lista de los cortometrajes y unas breves palabras de quiénes fueron sorprendidos por la fuerza o el misterio de esas imágenes.

A LA DERIVA, Alexis Durán (2017)

Durán explora cómo lo no dicho, lo que se calla en los vínculos familiares (con actores/familiares), las emociones más deformes y más potentes moldean los cuerpos y el decir en la naturaleza, cómo reaccionan los cuerpos y los imaginarios ante esas fuerzas invisibles. Trabaja la naturaleza como una atmósfera amenazante, un lugar ajeno, casi extraterrestre que se impregna de esas fuerzas.

Vladimir Durán, Director ADIÓS ENTUSIASMO (2018)

 

A MAQUINA DO TEMPO (2014)

Volví a ver este corto el 21 de Diciembre, el día más corto del año en Europa, durante la última sesión de la franja Filmakers Choice curada por Maike Mia Höhne en el Arsenal Institut en Berlín. Poco antes de terminar el 2018 salí del cine con un gusto dulce en la boca, quizás por volver a ver por un instante el inicio de las cosas y recordar lo importante que es ser fiel a los cortes más radicales.

David Gómez Alzate, Director FOSFENO (2018)

 

ANGELIKA, Léopold Legrand (2017)

En su sencillez, en su aire etnográfico, en su observación atenta consigue congregar momentos significativos en un día de la niña que dejan algo latente dentro de nosotros, ciertas ganas de conocer más a este personaje. No se debe únicamente a la pequeña sino también al cómo nos presentan la organización de los planos, la composición y en este caso la intervención de un autor interesado por lo fascinante e insólito que es su personaje.

Néstor Martínez, programador Eureka Festival Universitario de Cine

 

BELA MANDIL, Helena Estrela (2018)

Este es el corto más bello que vi en el 2018. Es una película aparentemente simple, que cuenta la historia de una pareja conformada por una princesa y un caballero. Hay algunos pescadores y pesadillas, pero lo que vemos durante casi toda la película es a la pareja conversar en medio de un paisaje formado por acantilados y el mar. Las palabras que la pareja dice son objetos tan concretos como la arena o el cielo. La piel de la princesa y del caballero suda, y yo no sabía hasta esta película que los fantasmas y los recuerdos eran capaces de sudar.

Leonardo Mouramateus, director VANDO VULGO VEDITA

BELA MANDIL, Helena Estrela (2018)

 

BLUE, Apichatpong Weerasethakul (2018)

Aquí Apichatpong expresa emociones vividas y comunes a través de estados de insomnio y vigilia. Es interesante la poética que refleja tanto en lo conceptual como lo técnico, al mismo tiempo que reflexiona sobre las formas narrativas y artísticas.

Maria Paula Lorgia, jefe de programación de la Cinemateca Distrital de Bogotá

 

BUSCANDO TRÉBOLES, Víctor Gaviria (1979)

Con una cámara de super 8 mm, y un reducido grupo de amigos, un jovencísimo Víctor Gaviria filmó en 1979 los trabajos y los días de un grupo de niños ciegos de una escuela en Medellín. Se trató de la primera mirada de un poeta sobre una realidad sorprendentemente capturada por una cámara primitiva y el atisbo de un lenguaje y unas búsquedas que con los años habrían de transformarse, en el cine de Gaviria, sin perder ese original asombro ante el mundo. La restauración de este corto, llevada a cabo en 2018, nos lo devuelve enrarecido por el tiempo, mágicamente poblado de fantasmas y murmullos.

Pedro Adrián Zuluaga, Crítico (Revista Arcadia)

 

 

CADÁVER EXQUISITO, de Stéphanie Lansaque y François Leroy (2017)

Bellísima animación y además extremadamente original y único tanto en su estilo como en su narrativa.

Jerónimo Sarmiento, Director JAHILOOM (2018)

 

CADOUL DE CRACIUN, Bogdan Muresanu (2018)

Una propuesta humilde que, a partir de una sencilla anécdota, consigue extraer un retrato complejo y significativo de un contexto.

Laura Ferrés, Directora LOS DESHEREDADOS (2017)

 

CAM LANG, Pham Thien An (2018)

In few minutes this amazing short manages to portray the desperate state of a young woman in Vietnam nowadays. Through a powerful cinematography and a skilful direction, Cam Lang show us that sometimes the social constrictions are an heavier burden than the physical ones.

Flavio Armone, Lights On

 

CAROLINE, Celine Held, Logan George (2018)

Por, en apenas 11 minutos, respirar cine en todos sus poros. Por un planteamiento narrativo sencillo pero de desarrollo complejo. Por plasmar un conflicto clásico en una genuina atmósfera abrasadora que te mantiene pegado y angustiado ante la pantalla, gracias a todas sus herramientas alineadas con un mismo fin. Por un casting (¡Esos niños!) y una dirección de actores abrumadores. Por un final inesperado pero que, a la vez, no podría ser de otra manera, en el que encuentra huecos imposibles para mostrarnos toda su poesía.

Gemma Blasco, Directora JAURÍA (2018)

 

COMO FERNANDO PESSOA SALVOU PORTUGAL, Eugène Green (2018)

Porque es una comedia, y creo que estamos faltos de risa, y porque me parece una de las películas más inteligentes que he visto últimamente.

Pablo Menéndez, Marvin&Wayne

DE MADRUGADA, Inés De Lima Torres (2017)

Last year, I’ve been on a jury for Brives International Film Festival. This Portugese film really impressed me.The film was very subbtle, mysterious, and some images stayed with me for long.  I am sure this director will make beautiful films in the future.

Damien Manivel, Director LA NUIT OÙ J’AI NAGÉ (2017)

DOLFIN MEGUMI, Ori Aharon (2018)

Ante la falta de referencias como esta en Colombia, quisiera llamar la atención sobre un cortometraje estrenado en la Cinéfondation, sección dedicada a trabajos universitarios del Festival de Cannes. Este joven director israelí registra un encuentro nocturno y fugaz entre dos hombres, que cautiva, principalmente, por la naturalidad e intimidad de su puesta en escena y la ternura con que ocurre ese contacto, el breve simulacro de algo que parece no poder ser más que un simulacro.

Andrés Suárez, programador, director LAS LÁGRIMAS (2018)

DULCE, Angello Faccini (2018)

Creo que de todos los cortos colombianos que he visto este año este ha sido el que más me ha tocado.

Jerónimo Sarmiento, Director JAHILOOM (2018)

 

EL LABERINTO, Laura Huertas MIllán (2018)

En la selva yacen las ruinas de la mansión de un narcotraficante que cayó en desgracia. Era un réplica de la casa de una serie estadounidense de los 80s. Las imágenes de las ruinas y la serie se yuxtaponen; los sonidos de ambos lugares se confunden. ¿Cual es la conexión entre la utopía televisiva de unos magnates petroleros imaginarios y la vida del mafioso? Casi resolvemos este enigma, pero nos damos cuenta de que es solo la pieza de otro enigma mayor: la historia del narrador, testigo de la vida del antiguo capo. La compleja relación con sus ancestros indígenas, las plantas que lo rodean, el río, las ruinas y el esplendor de la serie gringa parecen todos fantasmas del pasado… o signos de algo. ¿De qué? Ya estamos perdidos en el laberinto.

Gabriel Rudas, Crítico

 

EL MERAYA, Distruktur (2018)

Ví EL MERAYA (2018) en el Festival de Cinéma Differents de Paris este año y quedé perplejo por su fuerza magnética, casi mítica. Melissa Dullius y Gustavo Jahn ofrecen en sus artefactos fílmicos un prisma de posibilidades narrativas, donde se entremezclan tiempos y espacios que construyen un enigma underground en las fronteras de su propia existencia. Antes que artistas plásticos, Melissa y Gustavo son excelentes montajistas: sus films construyen fascinantes máquinas del tiempo que funcionan cómo relojes capaces de las más inesperadas y reveladoras analogías.

David Gómez Alzate, Director FOSFENO (2018)

 

ESTAMOS TODOS AQUÍ, Chico Santo & Rafael Mellim (2018)

Este es un corto que congrega toda una serie de cuestiones: la necesidad de nombrar y nombrarse, el desplazamiento, la conciencia social, la lucha de clases, la búsqueda por el hogar, el descubrimiento de que el hogar no existe o que siempre desaparece y que hay que estar construyéndolo todo el tiempo. El título es un señalamiento o un llamado a tomar una posición. Estamos todos, no somos todos. Estar es la posibilidad de cambio, porque está dentro del tiempo; estar aquí es un llamado a actuar juntos, como todos, no como un todo, sino como una multitud. Y ese estar en conjunto y en un espacio, unidos todos en un aquí temporal y espacial, nos ofrece un conocimiento. Rosa María de Luz, la protagonista, es ese conocimiento, ese tiempo y espacio que nos convoca a estar ahí, para, desde ella, multiplicarnos.

Mario Henao, Crítico

La ficción documental de la realidad opresiva y liberadora. En este corto confluyen no solo las potencias de la liberación de la marginalidad sino su propio valor. En la diferencia y en el incierto de ser. En un muy urdido juego de construcción ficcional en medio de contextos y situaciones y personajes reales, este corto encuentra su mayor valor, más allá de la forma, en la libertad.

Diana Bustamante, productora y programadora

“¿Con cuántos pobres se hace un rico?” Esta frase, que bien podría salir de una obra de Brecht, es el punto final de este cortometraje brasileño que, en el mejor estilo de Rocha, el Brecht brasileño, desenfunda todas sus armas (procedimientos dirían los conocedores) para denunciar y atacar a la opresión y gritar con fuerza que la rebelión puede encenderse en cualquier momento. Rosa Luz es una heroína trans, pobre y llena de rabia contra ese enemigo que nunca da la cara, porque se esconde detrás de la ley y el capital.

Juan Sebastián Mora, productor

«¡La gente está jodida! ¡Todo el mundo está jodido! Negros, pobres, indios, todos… ¿Y qué si yo no tengo pechos y tengo un pito entre las piernas? ¡Todos estamos jodidos igual!», algo así grita Rosa Luz. La muchacha estalla, revienta, no puede más ante la ceguera de quienes la rodean y el abandono de un gobierno que, con la excusa de contribuir al “desarrollo del país”, extrae lo que “necesita” del pueblo portuario que ella y otros han construido con sus propias manos. Pero ellos se resisten al olvido, a ser gobernados así. Pero no solo resisten contra el poder sino que con él (o el de la imaginación, que posibilita el poder material) crean su propia narrativa a través de este cortometraje híbrido: ¿cómo imaginar la lucha de esta joven negra, pobre y trans? ¿Cómo hacer frente a la humillación y a la violencia que ella y todos los demás han vivido? ¿Cómo construir un nuevo lugar, un hogar?
Pienso en ese corto y recuerdo el coraje que pude sentir en él, lo que me sorprendió que un trabajo tan precario técnicamente provocara tal urgencia y necesidad de acción. Lo recuerdo y pienso que nuestra obligación será estimular la imaginación, incitar a que otros imaginen y materialicen esos mundos posibles y exponer esos otros cuerpos y esos otros mundos, que incluso ya existen—escondidos. No permitir que esas ideas de la “unión nacional”, el “consenso” y el miedo a la existencia de una oposición aniquile aquello que ya se encuentra, voluntaria o involuntariamente, al margen.
Andrés Suárez, programador, director LAS LÁGRIMAS (2018)

 

FANTASY SENTENCES, Dane Komljen (2017)

Quizá sea un corto del 2017 pero apenas el año pasado lo vimos en Colombia. Este director bosnio nos ofrece las imágenes de lo olvidado: recuerdos capturados en viejos formatos y ruinas consumidas por la naturaleza. Un mapa extraño que da forma fílmica a un experimento de Walter Benjamin: las imágenes puestas juntas adquieren sentido en su fluir.

Andrés Isaza, Director MEDIAS BLANCAS (2017) y Curador de Un mundo sin adultos

FAUVE, Jérémy Comte (2018)

En este, desde el principio se siente que algo no va bien mientras vemos a dos niños divertirse de lo lindo, y aun así el desgarrador final resulta inesperado.

Felipe Montoya, Jefe de Programación de BOGOSHORTS

FENCE, de Lendita Zeqiraj (2018)

Tuve la oportunidad de verlo en Palm Springs, y ha sido de los q mas me ha impactado tanto por el estilo, la forma de dirigir es impecable y orgánica, y ademas aborda de forma muy inteligente cuestiones de la sociedad y género a gran escala y a nivel de familia/personal.

Jerónimo Sarmiento, Director JAHILOOM (2018)

 

GUAXUMA, Nara Normande (2018)

Un corto hecho con y sobre la arena. Sobre su impermanencia y la impermanencia de la vida, de las relaciones, de los movimientos inesperados que toma. Su fragilidad. Una historia de una amistad, de aquella primera persona con la que se compartieron momentos que definieron a la protagonista. Aquella persona que parte inesperadamente, dejando su marca en la arena que compone cada cuadro de animación de este hermoso corto.

Juanita Onzaga, Directora OUR SONG TO WAR (2018)

 

HÁ TERRA!, Ana Vaz (2016)

La tierra nos pertenece a todos, pero el poder que desea el humano arrasa hasta con lo que no está a su alcance; violento fue el colonialismo que nos condenó con fuertes aires, borrascosos, de desaparición. La cámara trata de jugar a la cacería,  seduciendo la hostilidad mientras escuchamos el sonido de varios sueños.

Jonas Radžiūnas, director BÚSQUEDA MIGRATORIA (2018)

 

I HOPE I’M LOUD WHEN I’M DEAD, Beatrice Gibson (2018)

Cuando André Breton escribe “El Loco Amor” en 1937 dirige su manifiesto más incandescente a su hija recién nacida – el amor más profundo, el origen mismo de la poesía estaría en ese dar la vida. La película de Gibson, forma epistolar dirigida a su pequeña hija, contiene una energía similar. Frente a un mundo que se derrumba en pedazos, poco a poco, y frente a la impotencia paralizante que tantos y tantas sentimos en estos tiempos de crisis, Gibson construye una estremecedora carta de resistencia dirigida a la nueva generación y a su propia filiación, convocando las voces lúcidas y penetrantes de C. A. Conrad y Eileen Myles.

Laura Huertas Millán, Directora EL LABERINTO (2018)

 

LA BONITA, María del Mar Rosario (2018)

No en vano la documentación de la cotidianidad femenina ha expuesto la diversidad en que el machismo encierra a la mujer. La anorexia del modelaje, las diferentes condiciones laborales, la condición femenina en la religión, entre muchas más discusiones. La estricta idealización sobre el cuerpo, aquello que el cine, la publicidad y la televisión, han determinado como lo normal o incluso natural de los cuerpos de hombres y mujeres. María del Mar Rosario expone, en su tesis de grado de la EICTV, el doloroso mundo de la belleza estética, un documental con una propuesta sencilla basada en detalles, del que la dolorosa experiencia no pasa transparente.

Miguel Fajardo, director

 

LA BOUCHE, Camilo Restrepo (2017)

Parte de la selección oficial del FICCI 58 y proyectado en el cinema del Museo de Arte Moderno de Medellín en 2018. El cortometraje es una las piezas cinematográficas que merecen una especial atención. Es una conjugación de lenguajes y exploraciones que producen una amalgama auténtica en función de contar una historia. En él, la expresión va más allá del sólo hecho de contar la anécdota, proporcionando un viaje poético a los sentidos, a la mente y a los sentimientos. Sus situaciones; que están contadas a través de la música, el baile, las miradas y las imágenes; quedan claras en las emociones de quien lo ve. Se percibe por inherencia, la angustia, la fuerza, la tensión, lo colérico en cada uno de sus instantes. Esa danza que se ve en pantalla se despliega en los cuerpos de los espectadores, empapando de una danza feroz a éstos que la reciben “expectantes”. Se vuelve innecesario pedir explicaciones para sentir la historia que transmite, pero sí es importante activar la sensibilidad y estar atento a lo sublime para disfrutarlo.

Luisa Milena Cárdenas, Escuela de crítica de Medellín, Cero en conducta.

 

LA CIUDAD INTERIOR, Iso Luengo, Jorge Moneo Quintana y Andrea Ballesteros i Beato (2017)

Un trayecto dentro un edificio residencial en Barcelona. Historias narradas en primera persona. Se siente como una apertura de puertas, que, como las de los apartamentos de los personajes, se abren para desnudar una ciudad y unos cuerpos. Cada puerta es única, un mundo. Al abrir las puertas de cada historia nos encontramos con el amor, la extrañeza, el rescate y el cuidado de los tesoros que los personajes conservan. El edificio es vigilado por las cámaras de seguridad haciendo registro de un diario vivir que sería impetuoso si no fuera por la intervención de sus protagonistas y los directores.

Juan Sebastián Abril, programador Eureka Festival Universitario de Cine

 

LA LIBERTAD, Laura Huertas Millán (2017)

Una mujer de espaldas trenza su cabello. En ese gesto y en ese plano puede resumirse este corto: el tejido como un acto liberador, por un lado, y la mirada de la cineasta, que pareciera filmar algo que escapa a la imagen o la sobrepasa, y que establece otra forma de mirar a la otra, sin pretender examinarla y diseccionarla, sino imprimirla en toda su vitalidad en la imagen.

Sara Fernández, Directora LOS INNOMBRABLES (2018) y Curadora de Un mundo sin adultos

 

LA MÁXIMA LONGITUD DE UN PUENTE, Simón Vélez (2018)

En largas secuencias, con planos pacientes y tiempos distendidos, Simón Vélez nos presenta una demostración de amor: William, protagonista del filme, roba una motocicleta para llevar a su novia de paseo. Este relato, que constituye la tercera película corta del director colombiano, renueva con creces su intención por erigir, a través de la experiencia vital de sus actores, películas realistas y sinceras. Estrenada en el Festival Internacional de Cine de Locarno, en 2018, “LA MÁXIMA LONGITUD DE UN PUENTE” construye paisajes mágicos y arrolladores, donde se evidencian, sin embargo, las fisuras de un contexto profundamente problemático.

Luis Esguerra, coordinador de Programación del BIFF

 

LAS FUERZAS, Paola Buontempo (2018)

La fragilidad suele entenderse como debilidad, pero puede también entenderse como precisión, como una  forma de controlar algo que escapa de nuestras fuerzas. Paola Buontempo capta esa esencia a la hora de filmar a dos jockeys argentinos en sus pasos previos a sus debuts en las carreras, su fortaleza precisamente se basa en cierta fragilidad, en una estatura reducida, en un peso controlado, en una precisión que no se basa en la fuerza que se le imprime a las riendas, sino más bien en un control exacto del tiempo. Las fuerzas recurre al fuera de campo para sentir la vibración del público y la esperada presentación en sociedad de los nuevo jinetes, que al igual que los caballos llevan la carrera en la sangre, jinetes a quienes vemos pixelados a través de una pantalla gigante, su triunfo se ve difuso pero a la vez inevitable, además del sonido que une al cine y a las carreras: velocidad = espacio / tiempo.

Aldo Padilla, Crítico (Dessit film – El agente cine)

LAS FUERZAS, Paola Buontempo (2018)

 

LOS INNOMBRABLES, Sara Fernández (2018)

A través de una sala espectral y habitaciones penumbrosas, se nos hace observadores de las penurias de una familia de clase media bogotana. No hay rostros, sólo presencias que pasan y oyen, hablan y hurgan en lo que ocurre al interior de sus almas. Los atajos de la casa son como el castillo donde una gran angustia toma residencia y espera. Espera el momento para demostrarse en toda su magnificencia. Deja que el tiempo pase y que el fuego lo cure todo.

Octavio Tejeiro, programador Eureka Festival Universitario de Cine

Las primeras imágenes, unas diapositivas, me cautivaron fuertemente. Son como una suerte de síntesis abstracta del la película. Tras saber que esas imágenes habían sido encontradas en la misma casa, me hizo  pensar que los espacios donde se filma también pueden ofrecer pistas, más allá de ser una simple locación para una puesta en escena. Es como si los espacios, en este caso aquella casa, también tuviera algo que decir independientemente del autor. En general, me gustan las escenas donde se utiliza el fuego, donde algo se quema, así que Los innombrables no es la excepción.

Sebastián Múnera, director LA TORRE (2017)

 

LOS QUE DESEAN, Elena López Riera (2018)

Yo no tengo idea de escribir sobre películas, pero este corto es una genialidad.

Simón Vélez, Director LA MÁXIMA LONGITUD DE UN PUENTE (2018)

 

MATRIA, Álvaro Gago (2018)

Por ser el corto español del año, por emocionar hasta la médula con ni un solo aspaviento emocional en su narración. Por rozar tan delicadamente el documental. Por una mirada cruda, libre y crítica sobre el falso matriarcado. Y por ella, tanto por la actriz como por el personaje.

Gemma Blasco, Directora JAURÍA (2018)

NO ME IMAGINO SIENDO VIEJA, Martina Juncadella (2018)

Juncadella filma un retrato fresco, auténtico  y a la vez extrañado de un personaje femenino y juvenil que se mueve entre la fluidez y la rareza. Un coming of age urbano, de nuestros tiempos, atravesado por el oficio de escribir, casi como un metalenguaje de lo cinematográfico.

Vladimir Durán, Director ADIÓS ENTUSIASMO (2018)

 

O ÓRFÃO, de Carolina Markowicz (2018)

Este cortometraje es un grito de rebelión. Desde los bordes de la sociedad brasileña, en una obra de una intensidad y belleza que giran alrededor de un protagonista sin igual. Un huérfano que no sacrifica ni si manera de ser, ni de expresar su sexualidad, por tener casa y familia. Un símbolo de la lucha que toma lugar en Brasil actualmente. La directora crea una obra sobre lo que es luchar desde los bordes de una sociedad que debería aceptar su pluralidad cultural en vez de rechazarla.

Juanita Onzaga, Directora OUR SONG TO WAR (2018)

 

ONDE O VERÃO VAI (EPISÓDIOS DA JUVENTUDE), David Pinheiro Vicente (2018)

Fue bastante significativo ver este corto en la Competencia de Cortometrajes de Berlín del año pasado. Me cautivó lo largo que era el título para un cortometraje y había algo prometedor en él, ¿quizá más capítulos que siguieran a este? Sentí que esta película tenía algo único y, aunque lo he vuelto a ver algunas veces más después de febrero, no he podido terminar de entenderlo. Se trata, tal vez, de lo que se siente al verlo, supongo; de alguna forma produce a la vez calma y tensión, paz y violencia, es realista pero también como un sueño, es sexy pero también inocente. Mucho podría hablarse de lo simbólico de sus elementos pero creo que es mejor que quien lo vea lo entienda a su manera, pues se trata de un acertijo que apela al intelecto y al sentido común.

Ori Aharon, director DOLFIN MEGUMI (2018)

 

PALAS’S SALT WORKERS, Özcan Gürbüz (2017)

Los valles de sal de la Turquía interna, desconocida y olvidada. Donde no llega la civilización tecnificada ni la industrialización. Los hombres trabajan todo el día arrastrando lonas llenas de sal a través de un lodo pegajoso. Toman té y charlan, pareciera que todo estuviera bien así. Camiones pasan y se llevan lo recogido esa tarde. Un día más, un día menos. Nada hace la diferencia. Un aura que trae a la memoria los cuentos de Andrzej Stasiuk describiendo la Polonia post-soviética abandonada. El director capta ese estado de naturaleza con habilidad, nada parece artificioso y sus personajes se muestran frente a cámara con una naturalidad que recuerda a Pedro Costa y  Wang Bing.

Octavio Tejeiro, programador Eureka Festival Universitario de Cine

PROVENCE, Kato de Boeck (2018)

Dos son los cortometrajes más emocionantes que vi en 2018. Uno me dejó dichoso, el otro destrozado. Curiosamente ambos están protagonizados por jóvenes actores que tienen un poder especial para cautivar con su mirada. Este, en particular, tiene un despliegue audiovisual que estimula todos los sentidos, y sus protagonistas logran recrear de una manera más que entrañable una historia de la vida real de la directora.

Felipe Montoya, Jefe de Programación de BOGOSHORTS

 

RAPAZ, Felipe Gálvez (2018)

Porque más allá de su novedoso formato acorde al voyerismo retratado en el cortometraje, la historia crece en intensidad y realismo manteniendo la tensión de principio a fin, una tensión propia a nuestros días, días contemporáneos observados a través de pantallas celulares.

Tomás Astudillo, VAIVEM y Festival Latinoamericano de Cine de Quito-FLACQ

 

SKUGGDJUR, de Jerry Carlsson (2018)

Es de esas pequeñas joyitas que se encuentra uno en el camino que le recuerda que el tiempo no es el límite de las buenas e interesantes narraciones. Escuchar la música andina en escenas extrañas y hasta un poco mórbidas en geografías lejanas resulta inquietante. La reflexión acerca de quien define lo extraño y una protagonista increíble hacen de este corto una obra que se me quedo en la memoria del 2018.

Jenny David, productora LA NOCHE RESPLANDECE (2018)

SOBRE COSAS QUE ME HAN PASADO, José Luis Torres Leiva (2018)

“El otro día cuando estaba sentado en las rocas, me imaginé que todo lo veía por primera vez. Miré el mar y pensé: si yo fuera una persona que ve por primera vez el mar, ¿en qué me fijaría?”
A veces pienso que quien se dedica al cine, o a la escritura, o a cualquier arte, debe ser capaz de observar el mundo que le rodea como si este apareciera por vez primera; como si los paisajes, las sombras, la luz, la violencia o el amor fueran experiencias o fenómenos extraordinarios que merecieran especial atención. Pasar fijándose, como dice Carolina Sannín. Inspirado en el libro de Marcelo Matthey, el director de El viento sabe que vuelvo a casa (2016) ofrece esta vez un breve y delicado trabajo introspectivo en el que se requiere, como en el documental mencionado, escuchar en silencio, con atención…
Andrés Suárez, programador, director LAS LÁGRIMAS (2018)
SOBRE LAS COSAS QUE ME HAN PASADO, José Luis Torres Leiva

THE BEAST, Michael Wharmann & Samantha Nell (2016)

Un conjunto de cuadros donde aparecen diferentes actores y actrices que siguen obedientemente sus papeles. En una reserva indígena africana, que también es un centro vacacional, los turistas actúan su papel a la perfección. Y los habitantes de la reserva juegan también a ser lo que los otros quieren ver. Se trata de un corto que pone como protagonistas al racismo y colonialismo occidental, pero todo desde la parodia, que significa actuar que se actúa. En ese escenario ejecutan su papel todos los personajes de este corto. Ser un actor es dejar que alguien decida por uno qué hacer y creer que es uno el que decide. Pero a veces, los personajes despiertan y se dan cuenta de que son un rol. Tener conciencia de eso no cambia los hechos ni las acciones, pero sí obliga al espectador a darse cuenta de que es un estafador, un vividor y un maleante. Un despojador.

Mario Henao, Crítico

 

THE HYMS OF MUSCOVY, Dimitri Venkov (2017)

Tan simple como fascinante es The Hymns of Muscovy del director ruso Dimitri Venkov, una de las experiencias sensoriales más notables de 2018. Un cortometraje que con el mero artificio de girar la imagen 180º, altera la percepción y la lógica del espectador a través de un viaje por la arquitectura republicana, soviética, moderna y futurista de Moscú y una atmosférica deconstrucción sonora de los himnos moscovitas. El mundo desconectado del tiempo y el espacio.

Mauro Rivera (CINESFUERZO), Crítico

 

TUNGRUS, Rishi Chandna (2018)

Porque la simple decisión de llevarlo a cabo es su mejor arma y su primer acierto (de muchos otros tantos). Por una premisa tan tronchante como documentar las aventuras y desventuras de una familia con su mascota, un revoltoso gallo que ha creado el caos familiar. Incluso nos regala un humor negro bien descarado, planteando si vale más la pena servirlo para cenar. Mientras la familia se decide, nosotros nos sentamos en la butaca y nos reímos tanto como se pueda en trece minutos.

Gemma Blasco, Directora JAURÍA (2018)

 

UBI SUNT, Salomé Lamas (2016)

“¿Dónde están aquellos que estuvieron antes de nosotros?”, es lo que traduce Ubi sunt qui ante nos ferunt?, sinopsis del último cortometraje de Salomé Lamas. En esta película eléctrica y agresiva, plagada de personajes que aparecen y desaparecen, la directora portuguesa nos presenta, a través de una cartografía ajustada a los límites de lo marginal, un ensayo reflexivo sobre la trascendencia de la existencia y su contraposición con la mortalidad. “UBI SUNT” transita libremente entre el performance, la experimentación y el cine narrativo, mientras alza un estudio geográfico que explora las dinámicas humanas de una ciudad en expansión: Porto. El filme, además de formar parte de la Selección Oficial del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias -FICCI 58-, fue exhibido este año en el marco la 3ª Semana de Cine Portugués, en Bogotá, donde se ofreció una retrospectiva de los cortometrajes más destacados de Lamas.

Luis Esguerra, coordinador de Programación del BIFF

UBI SUNT, Salomé Lamas (2016)

 

VANDO VULGO VEDITA, Leonardo Mouramateus (2017)

La performatividad adolescente de este cortometraje es resistencia al actual contexto político brasileño. Un viaje de cuerpos libres, en el que reviven sensaciones para recordar un cuerpo caído, un viaje en respuesta al odio.

Felipe Elgueta, Codirector de SNAP (2018)

Este es el cortometraje que más me ha sorprendido en los últimos 2 años, debido a la manera en que sus directores logran entrar en un grupo de amigos de la periferia (de la ciudad, del país y de la sociedad), con un punto de vista tan auténtico y genuino que no hay espacio para moralizar, para defenderlos o atacarlos, tan siquiera para enaltecerlos, simplemente para dejarlos ser y verlos vibrar maravillosamente ante nuestros ojos.

Jorge Forero, Director VIOLENCIA (2015) y Programador de BOGOSHORTS

 

Y AHORA ELOGIEMOS LAS PELÍCULAS, Nicolás Zukerfeld (2017)

Una película cinéfila sobre la cinefilia. Los personajes no van al cine pero la idea de descubrimiento y lucidez en las sombras que arropa la palabra cinefilia parece ordenar el relato. El eje es claro: a las películas que nos apasionan y nos hacen querer gritarle a todo el mundo que el cine debería ser así, como esa película, hay que quererlas mucho. Manny Farber decía que la leyenda sobre un Hollywood incapaz de hacer películas personales acaba con The Ox-Bow Incident, Zukerfeld se encarga de desmentir que la cinefilia está muerta: “alégrense y deseen que no quede sola”.

Pablo Roldán, Crítico (Cero en conducta)

 

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

No hay comentarios

    Responder